jueves, 10 de febrero de 2011

El 80% de la deforestación de la Amazonia es causado por la ganadería bovina

 

Fuente: www.ecologiablog.com

Fuente e imagen: planetsave.com

map 

De toda la superficie de selva y bosque tropical deforestados en el Amazonas brasileño, el 80% lo cubren en la actualidad pastos para la cría de ganado bovino para consumo humano. Lo asegura Greenpeace Brasil en el estudio “Huella de la ganadería en la Amazonía”, presentado ayer en el Forum Social Mundial de Belén, e ilustrado, entre otros, con el mapa que aparece en la cabecera. La parte más afectada, y que se ha analizado con más detalle, es la región del Mato Grosso, en el suroeste del país. El estudio se ha realizado cruzando imágenes por satélite con datos de crecimiento de infraestructuras (carreteras y negocios agropecuarios).

Entre 1990 y 2003, la cabaña bovina brasileña creció un 140% (de 26,6 a 64 millones de reses), con lo que el país tiene hoy el dudoso privilegio de ser el mayor exportador de carne de ternera del mundo. Decimos dudoso porque la carne de ternera es el alimento con mayor huella ecológica, y el que requiere de más agua virtual. Ya hemos hablado del caso británico anteriormente. En definitiva es, sencillamente, un alimento insostenible.

El problema es que la industria ganadera sigue creciendo, con lo que Greenpeace denuncia que la presión que soporta el Amazonas seguirá en aumento si no se hace nada para remediarlo. También se señala la contradicción inherente a, por un lado, llevar a cabo políticas de sostenibilidad, y, por el otro, cerrar los ojos ante un problema gravísimo como es la deforestación del gran pulmón del planeta Tierra. ¿Qué podemos hacer a nivel particular? No todos somos Chico Mendes, por lo que lo ideal sería hacerse vegetariano, la verdad. La siguiente opción es dejar de comer carne de ternera y limitarse al cerdo, pollo o cordero. Y si no podéis pasar sin esos apetitosos bistecs, pues por lo menos aseguraros de que la carne es de producción local (y ecológica, a poder ser).

5 comentarios:

Jose dijo...

Ahora se dan cuenta las ONG´S que el destructor de la Amazonia no eran los madereros. Se han preocupado arduamente de defenestrar al maderero internacionalmente en un camino sin vuelta. El maderero ha sido a los ojos de la sociedad internacional como el gran villano y se esta extinguiendo en la región. Solo van a restar en la Amazonia pastos de ganado y plantaciones de soja Si estáis interesados en tener mas información a este respecto lo comentáis en el blog y os responderé con 25 años de experiencia en el sector.

Diego dijo...

Hola Jose.
Agradezco tu visita y tu comentario. A mí sí que me parecería interesante que contases más, dada tu experiencia.
¿Has trabajado en explotaciones forestales? ¿Qué control real existe?
¿Las zonas ocupadas por el ganado y por la soja? ¿son recuperables? ¿se beneficia la población local?
Creo que es un tema muy interesante, te agradeceré que lo amplíes todo lo que quieras.

Jose dijo...

Hola Diego, en primer lugar quiero agradecerte el interés. Me parece muy interesante el blog que mantienes y me gustaría el poder colaborar, dando algunas impresiones de temas madereros relacionados con la Amazonia. Soy Ingeniero de montes y he trabajado toda la vida en el aserrado, mecanizado y exportación de maderas del Estado do Pará – Brasil para España. Me parece muy interesante el poder hablaros directamente a los arquitectos, que sois las personas a las cuales nunca tenemos acceso los productores y creo que deberíamos mantener relaciones mas estrechas entre las dos partes. Os voy a poner un ejemplo: ¿Sabéis que el 60 % de la madera que se extrae de los bosques amazónicos va al fuego?. Esto es debido a que cuando un arquitecto necesita madera para un proyecto, se dirige inmediatamente al almacenista. Este mantiene stocks de madera en lotes uniformes , principalmente los 7´de largo (2,20 m aproximadamente) que es la medida usual para la carpintería. Así, el arquitecto basa su diseño en estas medidas , como por ejemplo el mobiliario urbano de las calles, en que todos los bancos de España son de 2 metros de largo, y de este modo la madera en origen que no tiene los múltiplos adecuados, se queda sin aprovechamiento alguno. El trabajo de maderero, es un trabajo de sastre, tiene que hacer el corte del paño lo mas rentable posible. Las maderas mas caras no son las mejores, y si las que mas cuesta de serrar por no tener aprovechamientos encima del pedido principal.
En la Amazonia hay aproximadamente 6000 especies forestales, que de las cuales podemos escoger la mas adecuada para nuestro tipo de trabajo. Hoy en día se demandan en España 8 o 10 especies únicamente, como es el caso del famoso Ipé, que parece que no hay otra madera en el mundo. Demandando estas especies tan introducidas lo único que conseguimos es aumentar los precios y empobrecer los bosques. Hay unas posibilidades impresionantes de trabajo con la Amazonia, principalmente si los arquitectos entran en contacto con los fabricantes locales y les envían un despiece total de la obra. Con eso conseguiríamos unos costos muy inferiores en función de que solamente en cortes perdemos en destino aproximadamente un 25%, y además conseguiríamos una distribución de renta en origen lo que caracterizaría la verdadera sostenibilidad de los negocios y de los bosques.
Quedo a vuestra disposición para cualquier consulta.
Gracias.
José González

Diego dijo...

Agradezco tu aporte, Jose. Lo que planteas es muy interesante. Sin embargo, ¿crees que realmente es posible un contacto prescriptor-fabricante local? En mi empresa hacemos mucha labor de asesoramiento a arquitectos, y no tengo esos canales controlados, sería interesante que lo desarrolláramos juntos.
Por otro lado entre que se proyecta un edificio y su construcción, hay un plazo variable, y muchas veces indeterminado. La realidad de mercado hace que, una vez se inicie su construcción, el plazo de ejecución sea corto, y no sé si en muchos casos habría tiempo para empezar en ese momento a serrar la madera a medida, secarla...Al menos tal y como funciona la construcción hoy en día en este pais.
En cuanto a las 6000 especies disponibles, estaría bien si nos indicaras algo de bibliografía.
Gracias de nuevo por tu aporte

Jose dijo...

Hola Diego. Primeramente, me pongo a tu disposición para poder desarrollar los canales o contactos que estamos comentando. En mi zona de trabajo que es el Norte del Estado do Pará (Breves, Portel o Belém) hay una malla industrial de la madera muy importante, con mucha capacidad así como tradición, tanto en el serrado de tronco como en el moldurado, secado y últimamente en acabados. Pero además contamos con toda un conocimiento de empresas en España que pueden efectuar determinados trabajos en la madera para ultimar detalles, aunque creo que todos los trabajos pueden realizarse en origen sin ningún problema. Además contamos con una frecuencia de buques superior a los 4 semanales, lo que hace que con un curso de viaje de 12 días las programaciones en obra sean viables (te lo digo por mi experiencia en el asunto).
A respecto de la bibliografía, existe un libro compuesto de dos volúmenes que es el que ha dado origen a todo lo escrito sobre especies forestales amazónicas (Catalogo das madeiras da Amazonia, Arthur A. Loureiro e Marlene Freitras da Silva, editado por Sudam en 1968), ya a respecto de datos técnicos de las maderas, la fuente mas fiable y técnica en el asunto es el IPT (Instituto de pesquisas tecnológicas de Sao Paulo), Estos tienen diversas publicaciones con todas las características físico-mecánicas de las maderas así como de las utilizaciones apropiadas. El único fallo que yo veo en estos datos del IPT es en lo que se refiere a durabilidad natural de la madera, ya que todos sus ensayos y resultados son dados para un clima tropical o ecuatorial. Por mi experiencia de trabajo en España te puedo decir que lo que ellos consideran una clase II para nosotros en nuestro clima en la Península lo podemos considerar Clase IV.
Si necesitas algún detalle mas no dudes en pedírmelo.