jueves, 18 de julio de 2019

Refuerzo de Contrafuertes en Notre Dame

-Necesitamos fabricar unos refuerzos para los contrafuertes de la Catedral de Notre Dame. Tienen que poder fabricarse rápido, ser resistentes y ligeros.

-Eso se consigue con la madera

-Además tienen que adaptarse a las formas curvas existentes, y poder prefabricarse para instalarse muy rápido.

- Con madera, ¿algo más?

-Tienen que tener buen comportamiento a distintas temperaturas, pleno sol de verano o frío de invierno, sin dilataciones...

- Madera

- ...poco contaminantes, con mínima huella ecológica...

- madera

- ...que no generen residuos ni emisiones de CO2, sostenible...

- madera

- ...que haya demostrado su durabilidad...

- madera

- ...bonito, actual...

- madera...

- Vale ya sé, lo haremos con madera





Fotos de la cuenta de twitter @jsanf22

jueves, 14 de febrero de 2019

Edificios en altura hechos de madera. El paradigma de los tres cerditos

Parece que es imposible pensar en un edificio en altura hecho con madera y no evocar el cuento de los tres cerditos. Resulta curioso pensar en como la mente colectiva asocia la casa hecha por el segundo cerdito a la construcción con madera y la casa del tercer cerdito a la construcción con hormigón.
Lo cierto es que la casa del cerdito mediano en la versión más antigua publicada (1843) del cuento aparece como una casa hecha con tojos o retama (furze), entiendo que como las utilizadas para confeccionar escobas, que después fue derivando a palitos, ramas, palos o madera. 

The second little pig met a man with a bundle of furze and said:
"Please, man, give me that furze to build a house."
Which the man did, and the pig built his house. Then along came the wolf, and said:
"Little pig, little pig, let me come in."
"No, no, by the hair of my chiny chin chin."
"Then I'll puff, and I'll huff, and I'll blow your house in."

La tercera casa, la del cerdito mayor, es indudablemente de ladrillo, pero lo cierto es que la construcción de edificios en altura con ladrillo es una mala idea que se abandonó hace tiempo debido a su facilidad de colapso y a su inseguridad en caso de incendio.

El edificio Monadnock, el edificio comercial más alto construido con mampostería portante, tiene unos muros de un ancho de 180 cm en la base del edificio y 45 cm en las plantas superiores. Este modo de construir fue desplazado por las estructuras de acero y hormigón, mientras los entramados de madera se seguían utilizando.

La construcción actual con madera además ha demostrado su aptitud, seguridad y prestaciones técnicas para la construcción de edificios en altura.



Ni la casa hecha con retamas tiene que ver con la realidad de construcción de edificios con madera, ni la de ladrillo tiene que ver con la construcción actual con hormigón. Conseguir que la gente rompa con la errónea asociación de la casa del segundo cerdito con la actual construcción con madera y de la tercera con la actual construcción húmeda es sin duda un objetivo importante para todo el sector.

lunes, 12 de noviembre de 2018

El Nuevo Árbol de Navidad

Carta en respuesta al artículo del periódico Diario de Navarra publicado el sábado 16 de diciembre en su suplemento comercial sobre Construcción Sostenible, dedicado a la Decoración Sostenible, publicada originalmente en el Blog de Ademan
Bajo el título “El pino de galletas, el nuevo árbol de Navidad” se publica un artículo en su diario que  pretende dar directrices sobre cómo tener unas navidades sostenibles.
Para ello recoge una serie de argumentos, algunos banales, otros directamente falsos, contra el uso de pinos o abetos naturales como decoración navideña en los hogares.
Habla de “tala” y protección de tierras, árboles y nidos, cuando es bien sabido que dichos árboles naturales no proceden del monte sino que son cultivados específicamente para ese uso. Habla de alergias, suciedad en las casas…seguramente el autor o autora quieran un mundo sostenible aséptico y repleto de inmaculado plástico, reutilizado o no, pero la realidad es que la naturaleza no es así.
Por otro lado, si la alternativa propuesta es la del título del artículo, habría que recordar que las galletas se hacen con trigo, y que usar trigo implica segar inocentes espigas y utilizar sus cadáveres para elaborar harina…
Le falta al artículo cuestionar por poco sostenible nuestra querida tradición de comer cardo en navidad, o el uso que hacemos durante todo el año de flores naturales como elemento ornamental y proponer su sustitución por flores de plástico…y si no lo hace es porque sería un despropósito, de la misma manera que es un despropósito decir que es medioambientalmente cuestionable el uso de pinos cultivados en Navidad.
Reutilizar, reciclar y recuperar los residuos son tres principios imprescindibles en la protección del medioambiente, pero no hay que olvidar un principio que antecede en importancia a todos ellos: Reducir. Utilizando elementos naturales, renovables y con un ciclo de vida no contaminante como los árboles naturales, o la madera de origen sostenible, estamos cuidando el medioambiente mejor que de cualquier otra forma.